Flor de Lys


¿Qué son las Flores de Lys?

La Flor de Lys (Sprekelia formosissima) es seguramente una de las flores más misteriosas y desconocidas tanto en su identificación botánica como en el antiquísimo origen de su simbología. Su utilización, en la cultura occidental, como signo y símbolo de “realeza” se remonta al noble Merovingio Clodoveo, rey de los Francos. Lo sorprendente de esta utilización, es que la Flor de Lys no existía botánicamente en Europa, pues es de origen americano –razón por la cual se la ha pretendido identificar repetidas veces con diversos lirios europeos-. Por lo tanto, se puede afirmar que en occidente, se conoció, misteriosamente, antes el símbolo que la flor. La Flor de Lys fue sagrada –como uno de los distintivos de Quetzalcoalt- para los Olmecas, Toltecas y Mayas bajo el nombre de Omexóchitl que significa Flor del Atardecer o Estrella Vespertina. Igualmente fue muy relevante para Aimaras, Atacamas y otros pueblos de América del Sur.

La disposición de sus pétalos, 3 en la parte superior y otros 3 en la parte inferior, conforman dos tetraedros enlazándose y simbolizando la correspondencia trinitaria entre cielo y tierra. Históricamente y en diversas culturas, ha simbolizado siempre cualidades nobles o divinas como: el honor, la realeza, la pureza, la generosidad, la perfección, la luz de la vida y la Santísima Trinidad. En el ámbito terapéutico convencional esta esencia tiene una alta acción armonizadora debido a su enérgica función restauradora del nivel magnético y por esto puede asociarse en la mayoría de los desequilibrios.